top of page
Buscar
  • Foto del escritorGrupo Harbo

Diferencias entre los suelos de moda: vinilo y linóleo

¿Cambiar el suelo anticuado o estropeado de tu casa sin obras? ¿Darle un nuevo aspecto a una estancia con un suelo fácil de instalar? En los últimos años, ha aparecido una gama de suelos que responde a esta idea, con multitud de acabados y en materiales resistentes, de fácil limpieza y con otras características que te vamos a descubrir a continuación. Son los suelos de vinilo o vinílicos y los de linóleo, ambos denominados pavimentos flexibles (elaborados con materiales elásticos), que significa que se sitúan entre los pavimentos blandos (moquetas) y los pavimentos duros (piedra o madera).




Suelos de vinilo o vinílicos: ¿qué son?


El suelo de vinilo es sintético y está fabricado a partir de PVC. En la capa superficial hay un papel decorativo que es el que le da el aspecto al suelo. El que imagines (madera, mármol, terrazo, textil, cemento, baldosa hidráulica…) y se le aplica una capa de tratamiento con poliuretano para resistir rasguños, manchas y bacterias, además de mejorar su abrasión.


Aparece en el panorama decorativo en los años 50 y en los 70 es un tipo de revestimientos muy demandado. Luego cae en desuso hasta que vuelve a la palestra hace unos años con las mejoras que permiten los avances tecnológicos y la variedad de acabados disponible. Sin ir más lejos el acabado madera sin serlo, con un resultado muy parecido al material natural, y con las ventajas de un suelo de vinilo como es que puede estar en contacto con el agua.



Suelos de linóleo


Los suelos de linóleo son suelos compuestos por materiales naturales y biodegradables como el aceite de linaza, colofonia y la madera, entre otros. Se pueden instalar tanto en hogares como en zonas comerciales o deportivas. Permiten incluso la personalización del formato y el diseño. El linóleo se elabora con materias primas naturales, así que es una opción sostenible. Además, es un suelo confortable por su efecto de amortiguación y su aislamiento térmico.


El primer suelo de linóleo patentado tiene más de 150 años. También gozó de una época dorada -sobre todo en Estados Unidos e Inglaterra-, la misma por la que está pasando ahora, hasta los años 50 que perdió popularidad.


Las diferencias entre un suelo vinílico y uno de linóleo


Están relacionadas con los materiales usados en su fabricación y la resistencia al agua.


El suelo vinílico es sintético y el de linóleo está fabricado a partir de materiales naturales.


El suelo de vinilo es impermeable y se puede mojar sin problema. En el caso del linóleo también se puede mojar si la instalación se ha realizado adecuadamente. Los adhesivos modernos pueden soportar el agua sin perder su funcionalidad.


Características principales de los suelos de vinilo

Entre ellas hay que destacar:

· Amplia gama de posibilidades en cuanto al diseño.

· Una buena relación calidad-precio.

· Es muy fácil de instalar.

· Resistente a humedad y manchas.

· Se puede mojar y fregar, por lo que es idóneo para cocinas y baños.

· Resistente al desgaste.

· Es antibacteriano.

· De pisada silenciosa.

· Tiene propiedades antiestáticas.

· Gran durabilidad.


Quizá una de las desventajas es que la impresión puede desvanecerse con el tiempo, es decir, se desgasta. Sobre todo sucede la pérdida de color si está en contacto con el sol directo. Hay muchos fabricantes de suelos de linóleo y eso hace que se dé una gran variedad de calidades diferentes (con su correspondiente precio). Esto afectará a su resistencia.



Características de los suelos de linóleo

Algunas de las más destacadas son:

Su característica principal es la flexibilidad y resistencia.

· Es un producto bastante duradero, también en sus colores con el paso del tiempo

· Se puede reparar en caso de marca.

· Es un buen aislante térmico.

· Los suelos de linóleo son sostenibles.

· El material es hipoalergénico y antibacteriano.

· En su fabricación a base de materiales naturales no se emiten químicos nocivos.

· Fácil mantenimiento, con un cuidado básico mediante un producto específico con PH neutro, no se degrada.

· El color está en el interior del suelo, por lo que durará bastante frente al desgaste.



Es un mito que los suelos de linóleo requieran un mantenimiento a base de cera para que conserve sus propiedades y aspecto (con el tiempo, este tipo de suelos también ha avanzado y mejorado).


¿Cuáles son los formatos y acabados en los que puedes comprar un suelo de vinilo?

Hay una amplísima variedad de acabados para escoger el suelo de vinilo que más te encaje. Desde diseños que imitan materiales naturales, a impresiones creadas, diseños lisos, con imitación a texturas o cerámica… Incluso aportan cierta textura al tacto en su capa superficial.

Sobre los formatos, hay suelos de vinilo autoadhesivos, que tienen muy poco grosor y que se instalan sobre el suelo existente sin necesidad, en la mayoría de los casos, de tener que rebajar las puertas. Pueden ser en rollo -los más económicos-, baldosas o losetas. Además, se cortan fácilmente con cúter. Y hay diseños de instalación en lamas de clic, que aportan mayor grosor. También se cortan con cúter o, más cómodamente, con máquinas de corte que se pueden adquirir o alquilar en grandes superficies de bricolaje.


21 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comentários


bottom of page