Suelo laminado blanco y suelo laminado gris: cómo conseguir un estilo escandinavo

DATOS DE CONTACTO

CONTACTANOS

Tel: (442) 335-82-33

Email: info@harbo.mx

Email: info@grupoharbo.com

  • Gris Icono de Instagram
  • Gris LinkedIn Icon

Querétaro, Qro

© 2020 by Grupo Harbo 

Buscar
  • Grupo Harbo

Suelo laminado blanco y suelo laminado gris: cómo conseguir un estilo escandinavo

El estilo escandinavo sigue sin pasar de moda. Lo cierto es que es uno de los estilos decorativos más populares en nuestros días, y no parece tener perspectivas de cambiar, Pero ¿a qué se debe que la estética nórdica siga siendo tendencia? Indudablemente a su sencillez y luminosidad. Hoy hablaremos un poco sobre la decoración escandinava y de cómo puedes conseguirla en tu casa a través de determinados elementos como el suelo, concretamente del suelo laminado, escogiendo siempre colores acordes con este estilo decorativo.



El estilo escandinavo

El estilo nórdico o escandinavo nace en Noruega, Suecia y Dinamarca. Se caracteriza por espacios funcionales y amplios, a base de una decoración neutra y muchísima luz. Pero ¿cómo conseguimos esa luz teniendo en cuenta que en esos lugares no cuentan con tanta iluminación natural como en otros puntos del mundo? Muy sencillo, apostando por los colores claros en la decoración. El secreto está en crear ambientes luminosos desde dentro, capaces de reflejar la poca luz que entre por las ventanas. Así, además de paredes y muebles claros, el suelo es importantísimo.



La importancia del suelo en el estilo escandinavo

El suelo es el alma de todo proyecto de reforma. Elegir el suelo correcto es muy importante para que todo tenga sentido. En el caso del estilo escandinavo, la madera siempre está presente. Ahora bien. Somos conscientes de que la madera es un material natural que requiere muchísimos cuidados. Sí, es delicada. Además, los suelos de madera son bastante costosos. No obstante, hay otras opciones.



Actualmente contamos con alternativas a la madera que están ganando terreno año tras año, como por ejemplo los suelos laminados que imitan a la perfección el aspecto de la madera. La ventaja de estos pavimentos es que no necesitan mantenimiento como el que requiere un pavimento de madera. Admiten el agua sin problema así como cualquier tipo de producto de limpieza.


Suelo laminado blanco

Una vez que te hayas decidido por instalar suelo laminado en tu casa, es importante la elección del color. Hemos comentado antes que el estilo escandinavo necesita colores claros, así pues, es evidente que el suelo laminado blanco podría ser una excelente opción.



Si encuentras una buena oferta de suelo laminado en este color no te lo pienses. Ten en cuenta que al pintar las paredes en blanco y añadir un pavimento en este color, dejamos más posibilidades para incluir notas de color a través del textil y en pequeños detalles, que es lo que busca la estética nórdica.


Suelo laminado gris

¿Significa que todos los elementos tienen que ser blancos? No, no es así. Hay otras tonalidades que pueden ayudarnos a dar profundidad y a contrastar con el blanco de las paredes, techos y muebles. Por ejemplo, otra opción interesante para el pavimento sería el suelo laminado gris.



Dicen que el gris que es el nuevo blanco, pues es un color que puede combinar perfectamente con cualquier tonalidad. A la hora de incluirlo en ambientes escandinavos, la ventaja es que conseguimos un contraste automático. Además, podemos romper un poco con la monotonía añadiendo notas de color con otros elementos de la decoración, como puede ser el textil o diferentes cuadros y láminas en las paredes.

2 vistas
This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now